Gastronomía | Vino

#Winelover & #Foodie: Las comunidades de los más sibaritas

Los seres humanos somos sociables por naturaleza. Nos gusta relacionarnos con los demás y especialmente con aquellos con los que tenemos algo en común. Hay quien se relaciona con un grupo de aficionados al running, otros al spinning, algunos al esquí y otros al pádel.

 

Pero no siempre nos juntamos por nuestra afición al deporte. Cada vez más lo hacemos por nuestra afición a la gastronomía y a los vinos. ¿Sabes de qué te hablamos? Si has llegado hasta aquí, seguro que sí.

 

Vivimos en una época de etiquetas. Nos gusta definir con una palabra aquello con lo que nos sentimos identificados. Es más, las etiquetas ya se han convertido en pequeñas comunidades. Los #runners, los #freeriders o los #finishers tienen que ver con actitudes relacionadas con el deporte.

 

Los #winelover o los #foodie tienen que ver con nuestra afición por la cocina y el buen vino. Estas dos etiquetas son las que nos interesan. Que quede claro que un #runner puede ser un #winelover. Solo faltaría, pero vamos a hablar de los sibaritas. Que por cierto, también es una buena etiqueta. Quizás más adelante hablemos de ella.

 

Al cierre de este artículo, la etiqueta #winelover en Instagram registraba más de 600 mil publicaciones en todo el mundo. Si esta cifra ya es contundente, el hashtag #foodie aún va más lejos: Más de 29 millones. ¿Se trata de una moda pasajera? ¡Los números mandan!

 

Las redes sociales, principalmente Instagram, han inundado nuestro día a día de platos de comida fantásticos. Casi son obras de arte. La comida entra por los ojos y cada vez hay más instagramers que recomiendan platos, restaurantes o bares interesantes.

 

Sin duda una excelente oportunidad para las marcas o restaurantes de captar clientes y una buena oportunidad para aquellos que tiene buen paladar y buen gusto de promocionarse en la red. ¿Qué significa promocionarse? Conseguir Likes (‘Me gusta’), pero también algunos euros.

 

Normalmente, la etiqueta #foodie va acompañada de #winelover. A una buena comida siempre se le asocia un buen caldo. Por este motivo es interesante hacer una búsqueda en las redes para darnos cuenta de la cantidad de recomendaciones que nuestros “amigos” nos ofrecen.

 

Unas sugerencias en forma de imagen que nos pueden ser muy útiles a la hora de escoger un vino u otro. O un restaurante u otro.

 

Las redes sociales hacen una presión cada vez más directa en nuestras decisiones. Para los más sibaritas os recomendamos que no perdáis la pista a las etiquetas relacionadas con la gastronomía. Seguro que descubriréis cosas que nunca os habíais imaginado.

 

Así que ya sabes, si eres un #foodie o un #winelover, no dejes de seguirnos y degustar nuestros vinos 🙂