Vinos de Hollywood: famosos que han llevado más allá su pasión por el vino


Jean Leon lo presenció: en Hollywood, el vino gusta y mucho. Los artistas buscaban los mejores y eso llevó a nuestro fundador a querer contar con su propia bodega, pero, a lo largo de los años, han sido también muchas las estrellas que decidieron emprender caminos parecidos al suyo y acabaron entrado de lleno en el negocio del vino. Muchos cerraron contratos con grandes marcas, otros compraron y fundaron sus bodegas.

Repasamos algunos de los nombres destacados del mundo del cine que podemos encontrar entre viñas en la actualidad.

Brad Pitt y Angelina Jolie

La ya expareja compró el castillo-bodega Chateau de Miraval situado en pleno corazón de la Provenza francesa en el año 2008. A pesar de divorciarse a finales de 2016, Brad Pitt y Angelina Jolie mantienen el negocio que constituye uno de los ejes de sus acciones solidarias a través de subastas benéficas y que cuenta desde sus inicios con la ayuda del reputado enólogo francés Marc Perrin. Recientemente, su rosado Muse de Miraval consiguió una puja de récord de 2.600 euros.

Olivia Newton-John

La cantante y actriz australiana, descubrió su pasión por el vino mientras viajaba como artista por el mundo. En la década de los 80, fundó la marca de vino Koala Blue, un proyecto que, igual que alcanzó el éxito, se desmoronó en los años 90. Ya entrados los años 2000, gracias a la insistencia de un amigo, Koala Blue resucitaba y, en el año 2002, cerraban un contrato de 13 millones de dólares para empezar a distribuir el vino en Estados Unidos, una de las principales pretensiones de la artista. Además, en 2015, Olivia Newton-John aprovechó su relación con el vino para lanzar un proyecto solidario para la lucha contra el cáncer llamado Pink and Blue For Two, un Merlot y un Chardonnay de California.

Kyle MacLachlan

La estrella de “Twin Peaks” Kyle MacLachlan está creciendo de manera constante en el negocio del vino. Posee una bodega llamada «Pursued By Bear» (“Perseguido por un oso”, en inglés) en el condado de Walla Walla (Washington). La primera botella producida en ella fue una Cabernet Sauvignon cosecha del 2005, que recibió un gran reconocimiento por parte de la revista especializada Wine Spectator con una calificación de 91 sobre 100.

Gerard Depardieu

Es francés, pero no es un desconocido en Hollywood ni tampoco en el mundo del vino, algo que no sorprende. De hecho, el actor es bodeguero desde hace treinta años, cuando, en 1989, compró el Chateau de Tigné y sus 25 hectáreas de terreno, donde elabora más de 350.000 botellas anuales repartidas en 11 marcas distintas. Los proyectos de la viña de Depardieu traspasan fronteras y llegan incluso a España donde, junto con Bernard Magrez, lanzó un proyecto en la región de Toro (Castilla y León) y otra en el Priorat (Cataluña).

Chateau Constellation

Francis Ford Coppola

Tras finalizar El padrino: Parte II, el director de cine compró una de las propiedades históricamente más importantes de California: Inglenook. Su bodega Niebaum-Coppola Estate Winery goza de gran prestigio entre los mayores expertos de vino en Estados Unidos y es una de las más visitadas del mundo. En 2006, adquirió Château Souverain ,en Geyserville (condado de Sonoma, California); y, nueve años después, en 2015, inauguró Virginia Dare Winery en Geyserville (California), su tercera bodega. Su marcado interés por el vino le ha dado resultados: algunas de sus botellas llegan a alcanzar los 200 euros. Además, fue pionero en la producción de vino en lata: empezó en el año 2002 y en 2004 presentó sus 187 ml Sofía Minis, una mezcla de Pinot Blanc, Riesling y Muscat. Después vinieron los blancos y, en 2018, enlató por primera vez uno de sus tintos.

Un ejemplo nacional: Imanol Arias

En este artículo hemos puesto el foco en Hollywood, pero en España también se da esta pasión encontrada entre arte y vino. Un ejemplo es el de Imanol Arias, que, desde hace más de una década, es socio minoritario de las bodegas de la Ribera del Dueto que embotellaba – entre otras marcas – el vino “Cepa”. En 2014, tras una visita a Murcia junto a su compañero, el también actor Juan Echanove, se asoció con el propietario de las Bodegas Juan Gil, Miguel Gil, y presentó “Bruto”, un vino elaborado con uvas monastrell.

Éstos son sólo algunos ejemplos de cómo las estrellas del cine han ido convirtiendo su pasión por el vino en negocio. ¿Conoces alguno más? Y, lo que realmente interesa: ¿has podido probar alguno?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web http://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.