El vino pintado


La representación pictórica del vino, desde lo religioso a lo laico; de lo simbólico a lo figurativo; es un elemento común y recurrente a lo largo de la historia del arte.

No en vano, el cultivo de la vid precede al propio concepto de arte como representación estética; por lo que las primeras escenas halladas en interiores de cuevas paleolíticas y que hacen referencia a la vendimia sean una suerte de crónica de lo cotidiano, que a buen seguro, esconde también un valor litúrgico primitivo.

Mundo Antiguo, Mundo de Vino

La importancia de la cultura del vino en las antiguas civilizaciones era de tal magnitud  que su representación es un elemento habitual (y central) en las diferentes manifestaciones artísticas.

Así, en Sumeria y Asiria, restos de bajorrelieves nos narran las victorias de reyes y las consecuentes celebraciones con vino. En Egipto, la importancia del vino acompaña a las clases pudientes y faraones hasta la propia tumba; siendo objeto de murales en monumentos funerarios y palacios.

Griegos y Romanos pusieron rostro y mitología a la vid y su fruto. Dioniso para unos, Baco para otros, las encarnaciones de estas deidades en ornamentos figurativos de toda índole abundan en forma de cerámicas y esculturas.

Con la llegada y expansión del cristianismo a Occidente, la representación pictórica del vino se convierte en un símbolo fundamental de lo religioso. De este modo, la pintura recrea múltiples escenas de la Biblia donde el vino se erige en co protagonista. La Santa Cena es, quizás, la obra pictórica más representativa y reinterpretada a lo largo de los siglos por creadores de todas las vanguardias. Desde Leonardo da Vinci a Dalí.

De lo simbólico a lo figurativo

Históricamente, el sentido más laico de la pintura del vino se vincula a la explosión de las naturalezas muertas, durante los s. XVI y XVII; si bien Plinio el Viejo (quién sino) ya daba buena cuenta de la genialidad del griego Zeuxis, cuya manera de pintar las uvas era tan realista “que los pájaros, confusos, se acercaban a picotearlas”.

Es quizás, con el impresionismo, cuando el vino se desviste de toda liturgia trascendente para hallar acomodo en la cotidianidad, como símbolo de hedonismo. Renoir, Manet, Monet, Cézanne se sirven del vino para vestir sus temáticas, a modo de breves instantáneas.

Ya en el s.XX el “subgénero” de la naturaleza muerta evoluciona de la mano de las vanguardias y cobra una nueva dimensión con el cubismo, donde grandes nombres como Juan Gris, Picasso o Miró giran su mirada al vino.

La etiqueta como lienzo

El binomio vino-pintura ha sido encarnado por diferentes rúbricas para vestir a grandes vinos a lo largo de la historia. Una alianza casi simbiótica que en Jean Leon es fundamental para entender el alma de sus vinos; una percepción que forma parte del imaginario colectivo de todo winelover.

El arte como respuesta. Bajo este hermoso axioma, el barón Philippe de Rothschild celebró el fin de la II GM incluyendo una ilustración en la etiqueta de su vino mas célebre; generando una tradición y abriendo un sendero por el que después transitaron Dalí, Picasso, Francis Bacon o Warhol.

Hoy, esta alianza ve afianzada su continuidad de la mano de diferentes bodegas y creadores que, como Jean Leon, viven el mundo del vino desde una perspectiva poliédrica en lo artístico y en lo vital.

Pintar con vino. O la cuadratura del círculo si se quiere. El vino como herramienta viva. El lienzo como la sed. Son las Vinografías. En ellas, hoy el vino cobra vida como medio pictórico para crear formas y figuras de diferentes tonalidades y profundidades.

En esta disciplina, la artista valenciana afincada en Nueva York, Victoria Febrer, es quizás su mejor exponente.

De las oscuras cavernas al brillo de las etiquetas. De símbolo a forma, de objeto a sujeto. Vino y pintura se entienden, se conocen y se reconocen. La suma de dos maneras de crear que devienen una sola. Un diálogo experiencial que apela a nuestra sensibilidad y nuestros sentidos.

 

 

 

Rafa Moreno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*