tapones-de-rosca-vino

Esto es todo lo que debes saber sobre los tapones de rosca


El tapón de rosca se enfrenta, en España, a una curiosa paradoja: mientras cada vez son más las bodegas que recurren a él como cierre de sus vinos, los consumidores todavía sienten reparos a la hora de adquirir una botella que lo contenga. Y es que, la gran mayoría asociamos a los vinos con tapón de corcho con vinos de mejor calidad.

Llama la atención que esta es una concepción extendida especialmente en España y que, fuera de sus fronteras, son muchos los países que han recurrido al tapón de rosca y lo han asumido con naturalidad. Se da en Alemania, Suecia, Holanda, o Inglaterra en cuyos supermercados es fácil encontrar este tipo de cierre en la gran mayoría de vinos de prestigio, incluidos los elaborados por las principales bodegas españolas.

Una suma de elementos

Como vemos, es posible encontrar vinos con tapón de rosca de primer nivel. Sin embargo, es sabido que no es solo la calidad de la uva –que vendrá determinada por la meteorología o el estado fitosanitario de las vides– y el proceso de elaboración por parte de la bodega son decisivos para determinar la calidad del vino. Materiales como las barricas, las botellas y, también, los tapones juegan un papel fundamental.

Frente a la historia y tradición del tapón de corcho surgen los defensores del tapón de rosca que reivindican sus 40 años de recorrido y su versatilidad, por el hecho de que cuando se empezaron a comercializar estos tapones de aluminio, pronto dieron el salto del vino a otras bebidas que vieron en ellos la solución perfecta. Pero no es el único argumento a favor que destacan. A esto hay que añadir, la comodidad, la seguridad y la estética.

¿Tapón de corcho?

Dicho esto, no significa que el tampón de rosca sea el idóneo para todo tipo de vinos. Lo decimos pensando especialmente en aquellos vinos que necesitan reposar y madurar en la botella. En estos casos, el uso del corcho es un elemento indispensable. Esto es porque el corcho favorece la microoxigenación, es decir, que penetre una cantidad mínima de oxigeno, lo que supone una disminución de taninos y de la astringencia.

De hecho el tapón de corcho tiene, también, grandes defensores. Entre los argumentos a favor: la sostenibilidad –se trata de un producto ecológico, natural, renovable y reciclable– y la tradición –el corcho forma parte del ritual de beber el vino y ese valor añadido es difícil de sustituir–.

Hablemos del TCA…

En contra, la posible presencia de TCA, cuando se trata de tapones de corcho 100% natural. Conocida como “enfermedad del corcho”, es una contaminación de origen fúngico que incluso en concentraciones bajas –3ng/l– puede estropear completamente un vino dándole un olor a moho y humedad. En la actualidad, tanto la industria del corcho como las bodegas más punteras están haciendo grandes esfuerzos para prevenir y evitar el TCA. Además, para asegurar que los niveles de este contaminante no acaben dañando el vino,  se recomienda realizar un análisis de las diferentes dependencias y control atmosférico.

En cualquier caso, lo que debemos tener en cuenta es que no se trata de enfrentar al tapón de rosca contra el tapón de corcho –ni viceversa– sino de elegir el que mejor convenga en cada situación y con cada tipo de vino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web http://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.