Gastronomía |

Restaurante Torreón: la referencia del arroz

Más de 40 años le avalan. El restaurante Torreón es una auténtica institución de Gavá Mar. Una clara referencia de comida mediterránea de la zona. Desde el 2007 forma parte del grupo de restaurantes de la familia Iborra, junto a nombres tan conocidos como Elche, Elx o Cheriff, todos ubicados en Barcelona. Su especialidad son los arroces. Ya fueron los pioneros en introducir en la carta más de una variedad. “A principios de los setenta, los restaurantes solo hacían arroz un día a la semana o por encargo. Nosotros ofrecíamos más opciones” apunta Eduard Iborra, gerente del grupo Iborra. Empezaron en el restaurante Elche, que fundaron sus padres en el barrio del Poble Sec. Poco a poco, la cultura del arroz se consolidó en la ciudad y se hicieron un nombre con el arroz a banda o el arroz negro a base de tinta de sepia. Especialidades de su tierra natal, Alicante.

Precisamente el Torreón fue uno de los restaurantes que se especializó con los arroces. Cuando llegó la familia Iborra se encontraron que en la carta ya se servía un arroz a banda a base de marisco y decidieron mantenerlo y aumentar la oferta. “Era un arroz muy bueno inspirado en los arroces que empezamos a hacer en el restaurante de mis padres. Lo consolidamos y ampliamos la oferta”. En este sentido, los clientes de toda la vida del Torreón no notaron el cambio de propietarios. Sí lo notaron con la decoración del local. “Cuando llegamos el restaurante estaba igual que el día de su inauguración el año 1969. Estaba viejo y estuvimos 5 meses reformándolo”. El singular edificio, todo de una planta, fue obra de Francisco Mitjans, el arquitecto que hizo el Camp Nou del F.C Barcelona. El encargado de la reforma fue el decorador barcelonés, Carlos Martínez. Estuvieron cinco meses, pero el resultado fue espectacular. Es de aquellos espacios que llama la atención. No solo el interior sino toda la terraza exterior con vistas al jardín. Uno de sus principales puntos fuertes.

Torreón puede sentar a la vez a unos 300 comensales distribuidos en mesas para grupos de todos tamaños y una extensa barra que recorre gran parte del comedor principal. Además, cuentan con una pequeña tienda de especialidades gourmet en la que se puede adquirir cualquier tipo de delicatesen.

La carta es extensa y ofrece múltiples variedades. “Nuestra cocina es catalana y mediterránea. Somos especialistas con los arroces y apostamos por un pescado y marisco de primera calidad” señala Iborra. Tapas frías y calientes, pescados y carnes de alta calidad forman parte de una carta con más de sesenta platos. Destacan el arroz a banda con su caldero de pescado y bogavante y el arroz negro de Elche con calamarcitos y alcachofas acompañado de un suave y sabroso all i oli de la casa. Otros platos interesantes son el bacalao a la miel con patata glaseada, la dorada a la sal o el entrecot de ternera a la parrilla.

Es interesante conocer cómo tratan los vinos. Su carta está formada por más de 88 referencias entre vinos, cavas y espumosos. Iborra recuerda que antes conocía todas las referencias porque había poca oferta. “A finales de los setenta había veinte bodegas y ahora hay miles. Las opciones se han multiplicado y no puedo conocerlas todas. Aun así, todos los vinos que hay en la carta los he catado. Me gusta y creo que tengo buen paladar”. Reconoce que de joven no le gustaban los vinos pero con el paso del tiempo se obligó a conocerlos y a probarlos. “He aprendido catando, pero también gracias a los consejos y recomendaciones de mis clientes”. Apunta que en el Torreón se apuesta por “vinos que nos gustan y especialmente que haya un proveedor detrás de confianza. Que no falle”. Actualmente en la carta disponen de nuestro Jean Leon Vinya Le Havre Cabernet Sauvignon Reserva. “Tenemos vuestros vinos desde 1995. Jean Leon fue un auténtico pionero porque fue el primero que introdujo el nombre de la variedad en la botella como lo hacían en Estados Unidos.

La oferta gastronómica y de caldos es excelente. Nota importante. Abren los 365 días del año y su cocina no para durante todo el día. Os preguntaréis por el precio. Unos 40€ por persona. ¿Lo queréis probar? Seguro que os encantará. 😉