Vino |

Particulares beneficios del vino

Se ha escrito mucho sobre los beneficios de tomarte una copa de vino al día. Incluso demasiado. Hay opiniones de todo tipo. Algunos lo defienden y otros, lo contradicen. Ley de vida.

 

Lejos de entrar en debates sanitarios, para nosotros el vino tiene una serie de beneficios que lo hacen especial. Es evidente que la salud es lo primero, pero a veces, hay otros factores que también cuentan, y mucho y quizás no nos hemos dado cuenta.  

 

En primer lugar, el vino socializa. Es un momento ideal para desconectar. Salir de trabajar, quedar en una terraza con tu mujer, novia, amigo o compañero de trabajo y pedir una copa de vino es uno de los pequeños placeres que nos ofrece la semana. A parte del placer que supone beber un vino u otro, un copa de vino te conecta con tus amigos. Te relaja y te hace sentir bien.

 

En segundo lugar, una copa de vino también te relaja. Llegar a casa después de un duro día de trabajo, cerrar la puerta, abrir Spotify y seleccionar una buena lista de música y servirte una copa de vino, no tiene precio. Hay listas de todos tipos. Incluso Spotify te hace alguna recomendación, pero si nos queréis hacer caso, haced clic (link) en esta que hace unos meses os recomendamos. Os gustará.

 

En tercer lugar, una copa de vino mejora cualquier plato. Es el compañero ideal. Un buen queso, o un buen embutido o un jamón de bellota saben mejor con un buen vino. Igual que un buen vino sabe mejor con algunos de estos alimentos, ¿verdad? Son dos compañeros de viaje que se necesitan, se complementan y se hacen mejores.

 

Y por último, una copa de vino estimula los sentidos. Empezando por la vista, en el momento que decidimos descorchar una botella, la abrimos, miramos el corcho y el color del vino. Siguiendo por el olfato, cuando olemos el tapón y aireamos la copa. Y acabando por el gusto, en el momento que hacemos el primer sorbo. Una auténtica conexión sensorial.

 

Como podéis ver, beber una copa de vino tiene muchos beneficios que igual no te habías planteado. Seguro que hay más, hay muchos artículos sobre este tema, pero nosotros nos quedamos con estos cuatro. Los nuestros.