No hay Navidad sin una buena decoración


La Navidad está a la vuelta de la esquina y ya es hora de empezar a pensar en los detalles. Un día especial merece un acompañamiento especial. No es solo la comida que vais a servir en la mesa, sino también la decoración que presidirá la velada. Todo va a suceder alrededor de la mesa, por eso es importante que penséis en su presentación.

Una mesa en la que van a sentarse todos; desde el más pequeño hasta el mayor. Una mesa al gusto y a la vista de todos los comensales. Es por esta razón, que os invitamos a pensar bien en la decoración.

No hace falta que sea algo recargado, con pequeños detalles podéis conseguir resultados increíbles. Este año, el estilo rústico es el más trendy porque dota la estancia de calidez y confort. Dos elementos que deberían estar presente en vuestra mesa navideña. Aquí os dejamos algunas recomendaciones:

  • Los colores tienen una gran importancia en la decoración navideña, siguiendo el estilo rústico en su paleta de colores destacan los tonos tierra, arena, verdes y naranjas. Junto al rojo, el verde y el blanco, que son los indiscutibles protagonistas en esta fechas. Estos son los tonos con los que tenéis que jugar a la hora de decorar vuestra mesa navideña.
  • Utilizar objetos de mimbre y ratán, así como objetos antiguos. Las velas son, sin duda, un elemento que va a dotar de calidez a la velada. Las flores también juegan un papel importante. Pueden ir solas o con jarrones. Así mismo, los elementos vegetales como el musgo, el muérdago, el helecho, el abeto o las maderas sin tratar, cada vez ganan más protagonismo en los centros de mesa.
  • Escoger una buena mantelería y servilletas de telas sujetadas con algún elemento de mimbre. Hay que darles mayor protagonismo a aquellos que tengan diseños navideños o con motivos florales.
  • Por último, como elemento decorativo no olvidéis poner algún farolillo o alguna piña alrededor de la mesa.
  • Os recomendamos no utilizar ningún objeto decorativo que entorpezca la visión o comunicación entre los comensales. Deben poden comunicarse, hablar sin dificultades… y ¡brindar!

Pero recordad, para decorar, lo más importante es dejarse llevar, conocer las necesidades del espacio y de la celebración y hacerlo con tiempo. Debéis llenar vuestro hogar de vida mostrando la esencia de estas fechas tan señaladas. ¡Feliz Navidad!

Anel González. Especialista en Dirección Artística

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*