Personas Inspiradoras |

«Para triunfar tienes que creer en ti, tener un buen equipo y trabajar, trabajar y trabajar»

Nandu Jubany (Monistrol de Calders, 1971) es sinónimo de cocina. De gastronomía de alto voltaje. Ya de pequeño, pelaba patatas en el restaurante de casa sus padres. Ha crecido entre fogones y con mucho trabajo y dedicación ha conseguido, junto a su mujer, hacer crecer el restaurante de sus sueños. El secreto: conocer bien el recetario popular y querer los orígenes gastronómicos que explican el porqué somos como somos.

 

¿De dónde te viene la pasión por la cocina?
De crecer entre fogones. A los 8 años ya pelaba patatas en la cocina del restaurante de mis padres, el Urbisol.

 

¿Cuando te diste cuenta que podrías vivir de la gastronomía?
Ha sido un camino muy natural. Trabajaba muchas horas en casa y también disfrutaba mucho del motor. Pero me hice daño en las rodillas durante las competiciones y mi padre me dijo: ¡más vale que te dediques a la cocina!

 

¿Eres autodidacta?
Creo que en todas las cocinas hay una gran parte de autodidacta. Es probando, combinando, removiendo, cuando aprendes y salen cosas nuevas.

 

¿Tienes algún referente?
He tenido muchos maestros a lo largo de mi vida. Destacaría a los que me enseñaron en mis inicios: Carles Gaig, Juan Mari Arzak, Martín Berasategui, Toni Sala de la Fonda Sala…

 

¿Un cocinero nace o se hace?
Un poco de todo. Es una profesión dura que requiere muchas horas. Si no tienes una parte vocacional, no aguantas. Por este motivo, hay una parte que la llevas dentro. Pero por otro lado, el cocinero se hace porqué nosotros no somos nada si no nos formamos, aprendemos y practicamos permanentemente.

 

¿Qué sientes cuando cocinas?
Felicidad, que quiero transmitir a las personas que acabarán comiendo lo que preparo en la cocina.

 

¿Cuál es el ingrediente indispensable para triunfar?
Creer en ti, tener un buen equipo y trabajar, trabajar y trabajar.

 

¿Cuál es la clave del éxito de tu propuesta gastronómica?
Ser capaz de mantener las raíces y la tradición pero de una manera nueva. También, la apuesta por la calidad del producto.

 

¿Cómo se gestiona el éxito y cómo se puede conseguir?
El éxito se consigue si uno trabaja con objetivos concretos en la vida. Se consigue trabajando y no rindiéndose, siempre mirando hacia delante.

 

¿Qué es para ti lo más gratificante de tu profesión?
Que la gente salga de casa contenta, satisfecha y que recuerden su paso por Can Jubany como un momento especial.

 

¿Y lo que menos?
La dedicación que requiere. Me gustaría pasar más tiempo con mi familia. Es un trabajo muy sacrificado por culpa de los horarios.

 

¿Crees que los sueños se pueden hacer realidad?
¡Claro que sí! Mi mujer y yo conseguimos el restaurante de nuestros sueños el año 2010. Lo remodelamos de arriba a abajo y lo dejamos como siempre habíamos querido. Pero fueron 15 años al pie del cañón antes de hacerse realidad!

 

¿Hacia dónde crees que evolucionará la cocina?
Hacia una cocina cada vez más basada en el respeto a la salud y al gozar de los sentidos.

 

¿Qué ingredientes tiene que poner en la cazuela un joven cocinero que quiere crear su restaurante?
Vocación, trabajo, imaginación, espíritu inquieto y un equipo que dé la vida por él. ¡Es lo que tengo yo en Can Jubany!

 

¿Cuál es tu plato estrella y con qué tipo de vino lo maridarías?
Mi plato son los huevos hechos de todas formas. Fritos, con patatas y panceta, tortilla… Depende de cómo estén hechos los acompañaría con un vino u otro.

 

¿Qué papel crees que juega el vino dentro de la gastronomía?
Crucial. El vino y la gastronomía son primos hermanos. Uno puede hacer brillar al otro o lo puede destrozar.

 

PEQUEÑAS DEGUSTACIONES

 

Te gusta el vino
Sí, el buen vino.

 

¿Cuál es el mejor momento para tomar una copa de vino?
El mejor momento es que lo puedas compartir.

 

Una canción con la que te beberías un buen vino
Depende del momento y la/las personas que te acompañen.

 

Un rincón (ciudad o pueblo) en el que te perderías.
La zona donde vivo. Osona tiene muchos sitios para perderte.

 

¿Con quien te reencarnarías?
Conmigo mismo para hacer todo aquello que no he tenido tiempo de hacer.

 

¿Qué haces en tu tiempo libre?
Vivirlo con las personas más importantes de mi vida. Familia, amigos y mi equipo.

 

Un defecto y una virtud.
Diría que es la misma. La perfección en todo aquello que hago o que hacen las personas que me rodean.

 

¿Qué querías ser de pequeño?
Cocinero y corredor.

 

I de mayor?
Lo mismo.