“Montar una startup es como hacer cinco o seis masters a la vez. Siempre vale la pena intentarlo”


Carlos Pierre (Barcelona, 1990) es de aquellas personas a quienes les gusta crear, innovar y emprender proyectos. Es joven pero ya cuenta a sus espaldas con experiencia en la creación de startups y gestión de equipos. Hace dos años fundó la plataforma Badi para facilitar la búsqueda y promoción de habitaciones de alquiler. Tenía una necesidad y decidió satisfacerla. ¿Cómo? Nos lo explica a continuación.

 ¿Cómo surgió la idea?

Estaba trabajando en Barcelona pero vivía en Sant Cugat. Cada día bajaba en transporte público y decidí mudarme a Barcelona. Busqué un piso para mí solo en el centro pero con el sueldo que tenía no me lo podía permitir. Entonces empecé a mirar pisos compartidos y me di cuenta que las plataformas que habían en el mercado ofrecían una experiencia de usuario horrible….

 Y decidiste actuar…

Sí, justo leí un artículo en un blog en el que se explicaba el caso de una chica que tenía el mismo problema que yo, pero desde el otro lado. Había subido una habitación en una plataforma de clasificados, puso su número de teléfono y en menos de 20h recibió más de 100 llamadas de gente que no conocía de nada…

Y para ella, era un problema…

Claro, buscaba un perfil muy concreto y no había manera de encontrarlo. Al final decidió coger su perfil de Tinder y en lugar de publicar su foto, subió la foto de la habitación. En la en lugar de describirse a ella, describió la habitación. En menos de tres días ya tenía compañera de piso. Podía ver los perfiles verificados y aceptar o rechazar de una manera muy rápida y cómoda.

Y me imagino que incluso hablar con ellos…

Efectivamente, lo podía hacer a través del mismo chat de la aplicación y responder en cualquier momento. De ahí salió la idea de montar una aplicación en la que se conectara a gente con la misma necesidad: buscar y/o alquilar piso.

¿Recuerdas el día que pensaste que la idea funcionaría?

Sí. Llevaba tiempo apuntando ideas. Muchas no valían para nada pero en esta ocasión, después de más de 30 ideas que no llegaron a materializarse por motivos varios, vi que funcionaría. Lo compartí con otras personas y todos coincidieron en que se trataba de una idea brutal.

¿Necesitabas tener el visto bueno de tu círculo más cercano?

No era necesario, pero siempre ayuda a tener más confianza. Miré la competencia y en tres días me di cuenta que podría funcionar.

 ¿Cuando empezó a coger forma?

Una semana después, junto con un amigo empezamos a diseñar cada noche, después de nuestra jornada laboral, las pantallas de la futura aplicación.

¿Te consideras un emprendedor de éxito?

No. Las palabras “emprendedor” y “éxito” están muy gastadas. Incluso me dan rabia. Aún nos queda un largo recorrido para considerar que Badi es un proyecto exitoso. Lo más interesante es pasar de ser una startup a ser una compañía que factura una gran cantidad de dinero y ahora mismo, nosotros aún estamos lejos de conseguirlo.

¿Qué es para ti Badi?

Es mi proyecto profesional y personal. Digo personal porque es parte de mi día a día. Es un proyecto que me está sirviendo para aprender mucho.

Pero no todo ha sido fácil… ¿cuál ha sido tu peor momento?

No. Aparecen en los medios noticias de rondas de financiación, pero detrás hay momentos muy duros. Se llora, se pasa mal, no se duerme. El momento más difícil fue hace seis meses cuando estaba intentando cerrar una ronda y no lo conseguía. En aquel momento, las 20 personas que formaban parte de Badi estaban a punto de perder su empleo porque íbamos a cerrar. Por suerte, al cabo de un mes lo conseguimos y ahora estamos a punto de cerrar otra ronda.

 ¿Harías alguna cosa diferente?

Ninguna. Todas me han llevado donde estoy actualmente.

¿Cómo se afrontan las críticas y los elogios?

 Siempre tengo en cuenta al equipo. Es importante tener gente con la que hablar, discutir y tomar decisiones. Es la mejor manera de tener puntos de vista diferentes.

¿Hacia dónde va Badi?

Podemos mejorar especialmente en la experiencia del usuario. De momento nos centramos en el alquiler de habitaciones y empezar a tener presencia en toda Europa. Un vez consigamos dominar el mercado del alquiler de habitaciones, lo interesante sería ampliarlo al alquiler completo.

¿Cuál es el secreto del éxito de una app como la vuestra?

Para mi hay dos cosas importantes a la hora de montar una startup. La primera, es el sentido común y la segunda es tener la fuerza y la determinación para llevar a cabo tu idea.

 ¿Qué les dirías a los jóvenes que quieren empezar un proyecto?

Que lo hagan y que si no funciona no pasa nada. Montar una startup es como hacer cinco o seis masters a la vez. Personalmente, creo que siempre vale la pena intentarlo.

¿Qué es lo que más has aprendido?

 A gestionar personas. Es muy complicado pero es básico contar con gente motivada y con ganas de crecer juntos.

¿Cómo surgen las ideas?

Creo que las mejores ideas salen del día a día y de las cosas más comunes. No hace falta inventar y buscar la idea perfecta. Si lo haces con este propósito es muy probable que nunca llegue.

¿Si no estuvieras en Badi que estarías haciendo?

No tengo ni idea. Lo que es seguro es que no estaría en mi antiguo trabajo.

 

 Pequeñas degustaciones

Mejor momento para tomar una copa de vino.

Después de esquiar o antes de cenar.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Mucho deporte, especialmente al mediodía.

Un defecto y una virtud.

Defecto: Muy impulsivo e impaciente. Virtud: Determinación

¿Qué querías ser de pequeño?

Abogado, como mi padre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web https://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.