“Lo más difícil de una buena idea es creer en ella, invertir dinero y convertirla en realidad”


Lluís Bassat (Barcelona, ​1943) es sinónimo de publicidad. En 2004 ocupó el primer lugar en la lista de las 10 personas que más han influido en el sector de la publicidad. Un auténtico referente de un sector que con el paso de los años se ha tenido que reinventar. Ahora, gran parte de su tiempo lo dedica a la segunda vida profesional, su fundación.

¿Cómo ha cambiado la publicidad desde que tú empezaste en 1975?

Desgraciadamente ha cambiado a peor. La mejor publicidad que se había hecho en este país se hizo durante los años ochenta y principios de los noventa cuando éramos el tercer mejor país del mundo (después de EE.UU e Inglaterra).

¿La crisis ha sido la culpable?

La crisis ha tenido mucho que ver. Los clientes se han vuelto muy conservadores y en publicidad, si no arriesgas caes en el riesgo más grande de todos: que la publicidad pase y la gente no se dé cuenta.

En aquella época, la TV era la protagonista. Ahora la publicidad es multiplataforma…

Piensa que la publicidad consiste en convencer o seducir a las personas y esto se puede hacer desde la televisión o desde las redes sociales. La esencia no cambia porque la gente consume para satisfacer una necesidad.

¿Quizás lo que ha cambiado es el canal?

Exacto. Lo que ha cambiado es la manera de llegar a estas personas. Antes lo hacíamos en todos los medios de comunicación y ahora, además de los formatos tradicionales, también llegamos a través de Internet.

¿Detrás una gran campaña de publicidad siempre tiene que haber muchos recursos?

¡No! He llegado a hacer campañas con un coste casi cero. Por ejemplo la que hicimos para evitar el abandono de los perros con una imagen potente y el texto: “No lo abandones, él nunca lo haría”. La inteligencia no tiene precio, las buenas ideas no son caras, lo que cuesta es la difusión.

¿Cuál es la campaña que más satisfacción te ha dado?

La que ayudó a concienciar a los jóvenes que si bebían alcohol no cogieran el coche. “Mezclar alcohol y gasolina, mata”, decía la campaña. Una acción que ha salvado vidas humanas y no hay nada comparable a ello.

¿Cómo llegan las ideas?

A cada persona le llegan de una manera diferente. A mí, mientras me afeito o cuando voy a dormir. Una vez tuve una idea fantástica para una campaña y al día siguiente ya no la recordaba. Desde aquel día me he acostumbrado a dormir con un bloc y un lápiz en la mesilla de noche.

Muchas ideas han acabado en el tintero …

¡Muchas! Ideas que han sido muy buenas pero que por la razón que sea no he sabido venderlas.

Como , ¿por ejemplo?

Cuando aparecieron las cervezas sin alcohol, propuse a San Miguel que su cerveza debía llamarse “Sin Miguel”. No hubo manera porque no querían cambiar el nombre. Se lo expliqué de todas las maneras posibles pero no me lo compraron y estoy seguro de que hubiera tenido éxito.

¿La creatividad se puede trabajar?

Totalmente. La gente no nace creativa. La gente empieza a pensar creativamente a los ocho o diez años. Incluso de niño pequeño, también. No creo en los padres que les niegan ideas a sus hijos. A veces dicen cosas muy inteligentes y deben tenerse en cuenta.

¿Cuál es el valor de una buena idea?

Una buena idea puede valer muchos millones. Las personas que pensaron que un teléfono podía ser móvil ahora son multimillonarias y sus empresas son punteras. Las ideas tienen mucho valor si eres capaz de ponerlas en práctica. Lo más difícil de una buena idea es creer con ella, invertir dinero y convertirla en realidad.

¿Qué es para ti la publicidad?

La publicidad es el arte de convencer o seducir a los consumidores. De convencer racionalmente o seducirlos emocionalmente. Racionalmente debes decir el 100% de verdad y emocionalmente puedes decir verdades emocionales, como “la chispa de la vida”.

¿Siempre habías querido ser publicitario?

Quería ser arquitecto, pero no dibujaba muy bien. Pensé que debía ser creativo de otra manera, y la publicidad me ha permitido ser creativo escribiendo. Al principio sólo me imaginaba el texto, ahora ya pienso en todos los formatos.

De tu libro, “El libro rojo de la publicidad” ¿crees que muchas cosas han cambiado o la esencia sigue vigente?

Me han pedido que haga una versión para descargar online y la he revisado toda completamente. Aparte de añadir un capítulo entero sobre Internet, sólo he modificado dos o tres frases. Sigue siendo muy vigente.

¿Cuál es el estado actual de la publicidad en España?

Hay mucho talento. No sé si el mismo talento lo tienen los clientes ya que se han vuelto muy conservadores. En mi época siempre le presentaba las campañas al presidente o al director general de la empresa. Ahora las aprueban los Brand Managers que quizás hace dos años que han salido de la universidad. Deben decidir sobre 6 millones de euros y muchas veces se echan atrás porque no se quieren arriesgar. Hay que ser valiente, empresario, emprendedor y creer en las ideas.

¿Cómo crees que ha afectado la crisis en las campañas de publicidad?

Ha servido para que las empresas se reinventen y las ha obligado a pensar mejor todos sus productos. Todo el mundo debe reinventarse cada día.

¿Cuál es el futuro de la publicidad en la era de las nuevas tecnologías?

La publicidad siempre existirá mientras haya un mundo donde puedas escoger entre dos productos diferentes. En el momento que esto desaparezca, la publicidad dejará de tener sentido. Tiene futuro pero posiblemente no utilizará los mismos medios. Ahora la gente ve mucho menos la televisión que antes e internet es el canal ideal para conectar con tu audiencia.

¿Crees que la televisión te da más credibilidad?

No, creo que es la persona que hay detrás la que te da más confianza. En internet muchas veces no sabes quién te ha dado la información y esto puede crear dudas.

¿Qué haces en tu día a día?

Me dedico a mi fundación que ayuda a niños en África y que ayuda al desarrollo del arte contemporáneo de Cataluña. Creo que los niños de África necesitan ayuda y creo que los artistas catalanes, también. Son iguales o mejores que los americanos o los ingleses, pero no han tenido ningún apoyo. Con el museo que tenemos en Mataró, en la nave Gaudí, intento hacer exposiciones de artistas que no han tenido la suerte de exponer en NYC o París. Ya hace 10 años y muchos de estos artistas ya han conseguido vender en EE.UU. Para mí es una segunda vida profesional.

Hablamos de proyectos pasados. El año pasado se celebraron los 25 años de Barcelona 92. ¿Cómo viviste aquel gran acontecimiento?

Cuando Pasqual Maragall me pidió que me presentara al concurso le dije que no, que si querían, les haría la publicidad. Me convenció cuando me dijo que quería que la ceremonia fuera la publicidad de Barcelona, ​​Cataluña y de España. En ese momento pensé que sí lo podía hacer y fueron los tres años más fructíferos de mi vida. Intentar que todo aquello gustara a 1.500 millones de personas no era fácil pero lo conseguimos y estoy muy orgulloso.

Para acabar. Te llegaste a presentar a las elecciones del F.C Barcelona, ​​pero no conseguiste la presidencia. ¿Es una espina que tienes clavada?

No, al contrario. Tuve la inmensa suerte de no ganar. Pensaba que de la misma manera que había cambiado el mundo de la publicidad, podría hacer lo mismo con el mundo del fútbol. He visto que no hubiera sido posible porque yo nunca he querido engañar a nadie y hacer cosas ilegales.

¿Has pensado en volverte a presentar?

No. Capítulo pasado.

 

Pequeñas degustaciones

 

¿Te gusta el vino?

¿Cuál es el mejor momento para tomar una copa de vino?

Comiendo y cenando

Una canción con la que degustar un buen vino.

Els vells amants de Serrat

Un rincón (ciudad, pueblo) donde te perderías.

Barcelona

¿En quién te reencarnarías?

En tres personajes históricos: Ghandi, Nelson Mandela y Martin Luther King

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Voy en bicicleta de carretera.

Un defecto.

Demasiado perfeccionista

Una virtud.

La tenacidad

¿Qué querías ser de pequeño?

Marinero y futbolista

¿Y de mayor?

Publicista

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web https://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.