lecturas-de-verano

5 clásicos que son lecturas perfectas para el verano


Permítenos empezar este artículo con una confesión: nos encanta el verano. Nos encanta porque podemos disfrutar al máximo de las terrazas, porque es el momento perfecto para viajar y porque los días son más largos lo que se traduce en más tiempo libre para hacer lo que más nos gusta.

Esta es una de las razones por las que necesitamos una lista con lecturas perfectas para el verano y es que precisamente a ese grupo de cosas que nos gustan pertenece la lectura. Es en época estival cuando podemos dejarnos llevar y leer más libros que el resto del año. Todos los libros que hemos seleccionado a continuación tienen dos cosas en común: son libros todoterreno –de esos que puedes leer frente al mar, viajando en el tren o en el momento previo a la siesta– y son clásicos – de esos que no puedes ignorar y que debes leer, al menos, una vez en la vida.

El guardián entre el centeno, de J.D. Salinger

Se convirtió en bestseller de forma casi inmediata y conserva el título de ser uno de los libros más vendidos –más de 60 millones de ejemplares– y más polémicos hasta la fecha.

La historia se centra en Holden Caulfield un chico adolescente de buena familia al que expulsan del colegio. En vez de volver a casa, decide quedarse unos días solo en Nueva York y aquí tendrá problemas en los bares, con mujeres y un antiguo profesor. La historia de Holden es en verdad, la de un chico muy inteligente e ingenioso que tiene dificultades para relacionarse con los demás y está desubicado de su tiempo y su entorno.

El retrato de Dorian Gray, Oscar Wilde

En esta novela, Oscar Wilde se adentra en un tema recurrente en la ficción: la búsqueda de juventud eterna. Todo comienza con un pintor que queda fascinado por la extraordinaria belleza de Dorian, su joven modelo, y un pacto con el Diablo para conservar la belleza y permanecer eternamente joven.

La grandeza de este libro, y el motivo por el que lo sugerimos como lectura para el verano, es que a pesar de todo el tiempo que ha pasado su metáfora sigue teniendo una vigencia sorprende.

Matar a un ruiseñor, de Harper Lee

Entre los argumentos a favor de leerla, uno sobresale por encima de los demás y es que Matar a un ruiseñor tiene el honor de haber ganado el prestigioso Premio Pulitzer.

La historia la narra Scout Finch, una niña de 6 años que es huérfana de madre y vive con su padre y su hermano, y tiene lugar en plena época de la Gran Depresión.

Atticus, el padre, es un abogado que decide defender en un juicio a un hombre negro acusado de violar a una mujer blanca.

Los prejuicios, el racismo, los juicios paralelos y las venganzas en una sociedad tradicional americana a debate.

Extraños en un tren, de Patricia Highsmith

Puede que el título te suene familiar, seguramente sea porque Hitchcock rodó una película basada en esta novela. Sin embargo, aunque ya la hayas visto, te recomendamos que te adentres en sus páginas.

Con esta lectura pensarás que la maldad puede acecharnos en cualquier parte… En un dormitorio, en una carretera o en el corazón del extraño que comparte asiento con nosotros en un tren. Esto es lo que se deduce de la historia de Bruno y Guy. El primero le propondrá un pacto para matar al “enemigo” del otro. De este modo Bruno matará a la mujer de Guy – que le traicionó y que puede ahora obstaculizar su prometedor futuro– y Guy, a su vez, al padre de Bruno, a quien éste odia. Guy rechaza el plan, pero no Bruno, quien cumple su parte y le reclama a un horrorizado Guy que cumpla haga lo mismo…

Emma, de Jane Austen

Es difícil quedarse con una única obra de Jane Austen y aunque Orgullo y prejuicio bien podría estar en esta lista, nos hemos decantado finalmente por Emma por su tono cómico.

La historia parte con la joven Emma, la hija soltera del rico y distinguido señor Woodhouse, que pierde la compañía de su antigua institutriz, y toma bajo su tutela a la humilde Harriet Smith. Con ella Emma ya puede entregarse a su ocupación favorita: hacer de celestina entre sus amistades. Todos sus trabajos de manipulación sentimental, sin embargo, crean una telaraña de enredos, malentendidos y confusiones que ponen a prueba a toda la alta sociedad de la Inglaterra de provincias de principios del siglo XIX.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web http://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.