Gastronomía |

Restaurante Los Caracoles: la tradición como símbolo de modernidad

En 1835 y en la zona más típica del Barrio Gótico, al lado de las Ramblas de Barcelona, la familia Bofarull funda uno de los restaurantes más carismáticos de la ciudad con el nombre de Can Bofarull.

Con el paso del tiempo, y por aclamación popular, uno de sus platos más famosos, le dio su nombre actual: Los Caracoles.

Los Caracoles mantiene hoy en día un aspecto prácticamente igual que el que tenía en los años sesenta. Lo primero que sorprende al comensal es una larga barra al traspasar la entrada, y sobre todo una ambientación indescriptiblemente evocadora.

Unos pasos más allá, una enorme cocina de carbón, la única que queda en Barcelona, a la vista y en medio del paso de los clientes, con la parte de abajo dotada de potentes hornos.

 

caracoles2

 

En la calle Escudellers, la hora del servicio se convierte en una fiesta para los sentidos. Para la vista, sólo entrar, un circo compuesto por una decena de cocineros, silenciosos y perfectamente coordinados.

Para el oído, las órdenes y pedidos que se “cantan” literalmente por un micrófono y unos altavoces enfocados directamente a los fogones. Para el olfato, el inicio de la comida que se intuye desde cualquier rincón.

Para el tacto, un mobiliario que esconde detalles históricos, con botas todavía conservadas y un mosaico de jamones en el techo.

Y para el gusto, platos como el lechón, la bullabesa, los arroces, el bacalao, el marisco, el entrecot, el “suquet” y la zarzuela, además de los imprescindibles caracoles especiales que hicieron famoso el local.

 

caracoles3

 

Los Caracoles abre los 365 días del año y tiene capacidad para 250 comensales. Cuenta con salones privados de hasta 100 personas.

El barrio donde se encuentra es un reducto turístico de primera magnitud, y son precisamente los clientes de todo el mundo los que llenan cada día de la semana el segundo restaurante más antiguo de la ciudad.

Y por supuesto, dentro de su extensa carta de vinos podéis encontrar Jean Leon. Que aproveche.