La fuerza de un destino “es una historia que te hará soñar tocando con los pies en el suelo”


“La fuerza de un destino”, la novela del escritor Martí Gironell, premiada con el Premio Ramon Llull e inspirada en la vida de Jean Leon, fundador de la bodega, ya está en las librerías. Hemos hablado con su autor para saber qué hay detrás de las más de 300 páginas del libro.

Es tu octavo libro, y es la novela que ha recibido el premio más importante de la literatura catalana. ¿Qué significa para ti conseguir el Ramon Llull?

Me hace mucha ilusión que esta novela vaya acompañada de este premio. El Ramon Llull, tiene, como la novela y la historia, un pie aquí en casa y otro fuera, con una clara visión internacional. Por este motivo me presenté. Es una historia potente, arraigada con un elemento muy nuestro como es el vino, en una tierra muy vinícola como el Penedès y con unos deseos de ir hacia fuera, de crecer, que era lo que perseguía Jean Leon.

¿Cuándo escuchaste por primera vez el nombre de Jean Leon?

Aquí, en estas cuatro paredes en las que estamos ahora, en la Vinoteca Torres de Paseo de Gracia de Barcelona. El diario El Mundo estaba preparando un especial para San Jordi y nos convocó a varios escritores para que hablásemos sobre las posibles adaptaciones de las obras literarias en otros formatos. La mesa redonda la presidía una botella de Jean Leon y nos explicaron la historia con el objetivo de hacernos ver que aquella vida daba para hacer una novela o una película. La escuché y quedé alucinado…

¿Pensaste que era el momento de hacerlo?

Totalmente. Miré a los compañeros y les pregunté si alguien quería hacer algo. Nadie se pronunció y en aquel mismo instante me la adjudiqué.

Pensaste que, a parte de una vida de película, Jean Leon tenía que tener una novela…

Exacto. Pensé que era el terreno con el que me podría mover mejor. Llegué a casa y lo primero que hice fue empezar a buscar información, contactos y leer…

Háblanos del proceso. ¿Cómo te has documentado?

Estuve en contacto con Jaume Rovira, su primer enólogo o Anna Carrión, la hermana pequeña de Jean Leon, que tiene su recuerdo muy presente. También con su hijo, que conocí en un encuentro en Barcelona que nos organizó Mireia Torres, directora general de la bodega y Mª Antònia Rovira, responsable de comunicación, con las cuales también ha hablado. También me leí la biografía que le hizo hace unos años Sebastián Moreno. Mirando fotos, consultando artículos de los años 50 de los EE. UU. o de nuestra casa, hablando con enólogos o leyendo obituarios del Washington Post o del New York Times… ¡un poco de todo!

También con el documental que le dedicó Agustí Vila hace unos años…

Sí. Además, en aquel documental cuando habla Paul Newman sirve para entender muchas de las cosas de cómo fue su relación con Jean Leon después de la muerte de James Dean, su alma gemela, En aquel momento, a Newman li caían todos los papeles de Dean pero no los quería hacer. Tuvo una crisis personal y de identidad y si no llega a ser por Jean Leon, Paul Newman no hubiera sido quien fue.

¿La novela servirá para conocer rasgos de la personalidad de Jean Leon que no conocemos?

Sí. Cuando la historia tenía suficiente consistencia, se la pasé a su hermana (Anna Carrión). Cuando la leyó me llamó y me dijo: es él. Claro, cuando alguien tan cercano te da su aprobación, piensas, ya está, vamos bien.

¿Descubriremos cosas inéditas?

Sí, la novela sirve para conocer detalles de la vida de personas que son muy conocidas y que hasta ahora no sabemos. Hay de todo y algunas me las guardo para explicarlas en las presentaciones del libro. Aparecen anécdotas con Marlon Brando, Salvador Dalí o Alfred Hitchcock, para decir tres nombres, y siempre relacionadas con el mundo del vino o la gastronomía.

De la manera que lo explicas, parece que te has divertido escribiendo el libro…

¡Claro! Son personajes que todo el mundo conoce y te tienes que acercar con mucho respeto. Son historias que dan para mucho. Saber qué pones y qué sacas es un sacrificio importante. He cogido los personajes más importantes como Frank Sinatra, James Dean, Marilyn Monroe, Ronald Reagan i JFK y he ido tejiendo la historia.

¿Por qué crees que todo el mundo le tenía tanta confianza?

Porque era el gran confesor de las estrellas. Las escuchaba, tomaba nota mentalmente y siempre sabía qué quería cada una de ellas. Por esto le adoraban. Tenía mano izquierda, hacía más de diplomático que de otra cosa. Yo lo definiría como el “director de las estrellas en su vida cotidiana”. Como su padre espiritual.

¿Qué has podido averiguar sobre la última cena de Marylin Monroe? ¿Fue él el que se la sirvió?

Estoy convencido. En la Scala tenían el servicio a domicilio y con los clientes preferentes era él mismo el que iba a las casas. A parte de esta anécdota, hay otras que las que aparecen Frank Sinatra, James Dean o Ronald Reagan que también he podido contrastar con medios de comunicación como el Washington Post o el New York Times. Yo le doy total credibilidad.

Precisamente James Dean protagoniza la portada de la novela. ¿Por qué has escogido esta imagen?

Porque es una imagen que te invita a viajar a la época dorada de Hollywood de los años cincuenta. Aparece la elegancia de James Dean porque es un personaje fundamental en la vida de Jean Leon y en el relato de la novela. Una historia que te hará soñar con los pies en el suelo.

¿Cuál es el capítulo de la vida de Jean Leon que más te ha impactado?

Cuando decide marchar e intenta siete veces colarse en un barco que no sabe dónde lo llevará y en el octavo intento consigue, como polizón, llegar a EE. UU. con la ayuda del marino que lo ha descubierto dentro de la bodega. Delante de esta situación, piensas… no sé si todo el mundo lo aguantaría…

Precisamente así es como empieza el libro…

Sí, porque para mí es el inicio de todo. Tienes que creer mucho en ti y en lo que buscar para decir: vamos.

¿Qué has aprendido de él?

A no renunciar, a luchar con todo para conseguir aquello en lo que crees. Si no lo crees tú, ¿quién lo hará? A transmitir la ilusión para conseguir hacer realidad los sueños y rodearte de un buen equipo, que es lo que hizo. Los sueños los tienes que tener porque si no los tienes, nunca podrás llegar a cumplirlos.

¿Crees que era un avanzado en su tiempo?

Totalmente. Era un emprendedor. Una palabra que hace un tiempo decimos con mucha facilidad. Una persona que en los años cuarenta o cincuenta decide marchar e intenta cambiar su vida, no era muy habitual. Además, todo lo que hace después con el vino en el Penedés es de auténtico visionario.

¿Qué opinas del legado que ha dejado?

Tiene mucho mérito hacerte un huevo en el mundo del vino y mantener tu huella, diferenciada y tenerla como marca de referencia y prestigio. Me saco el sombrero.

¿Crees que los vinos Jean Leon reflejan la esencia de su fundador?

Totalmente. En lo que yo sé cuando los catas, sí. Son especiales, únicos, te hacen sentir especial que era lo que él hacía sentir a la gente.

¿Ya tienes protagonista para tu próxima novela?

¡Claro! Esto es una máquina que no para nunca. Siempre estás atento a todo lo que pasa a mi alrededor y siempre hay historias que se te cruzan, que te sorprenden o que tienes pendientes. Tengo una carpeta de ideas y siempre hay tres o cuatro que tienes empezadas. De éstas siempre hay una que coge más forma y es en la que estoy trabajando. Los libros, como el vino tienen un proceso lento y laborioso. Cuando dejé “La fuerza de un destino”, a los pocos días ya me sumergí en la nueva novela que saldrá en dos o tres años.

¿Influye que seas periodista a la hora de crear este tipo de novelas que tanto te definen?

El periodismo es curiosidad. El día que no tengas curiosidad dejas de ser periodista. O eres periodista precisamente porque eres curioso, que es muy diferente de ser cotilla. La curiosidad te enriquece, te da la oportunidad de adquirir más conocimientos y quererlo compartir con la gente que te quiere leer, ver o escuchar. Esta es la chispa que te hace tirar adelante.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web https://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.