Descubriendo a Jean Leon |

¿Qué tiene que ver Jean Leon con Frank Sinatra?

Frank Sinatra

¿Quién no ha acompañado alguna vez la degustación de una copa de vino con su disco favorito? Sin duda, la música y el vino han ido muchas veces de la mano. Sin embargo, esto aún va más allá en el caso de Jean Leon. ¿Quieres descubrir la relación entre Jean Leon y el mundo de la música? ¡Te lo contamos a continuación!

Ceferino Carrión, conocido como Jean Leon y fundador de estas bodegas, tuvo una vida de película. Nació en Santander en 1928, hijo de marino mercante y de familia perseguida durante la Guerra Civil. A los 19 años, se aventuró junto a otros tres amigos hacia Francia, cruzando a pie los Pirineos.

Después de vivir durante un tiempo en París, logró embarcar de polizón en un barco con destino a Estados Unidos. Fue al llegar a América cuando se cambió el nombre por el de Jean Leon. En este momento empezó su sueño americano.

En Nueva York, Jean Leon encontró trabajo de recogeplatos en los comedores de ejecutivos del Rockefeller Center mientras también trabajaba como taxista. Este fue su primer contacto con ejecutivos, políticos y artistas célebres de la época. Un trabajo que le encantó. Un año más tarde, Jean Leon decidió ir a probar suerte a Los Ángeles, ciudad donde conoció a Frank Sinatra y que lo ligó al mundo de la música.

-jean leon - frank sinatra

La amistad entre Jean Leon y Frank Sinatra

Jean Leon siempre mantuvo la incertidumbre de cómo fue la primera vez que se encontró con Frank Sinatra. Algunas historias cuentan que la relación de amistad empezó gracias a un encuentro casual en un taxi.

Una noche cualquiera, Frank Sinatra subió al taxi de Jean Leon y, después de una entretenida conversación, le ofreció trabajar de camarero en su restaurante Villa Capri, hecho que le cambió la vida para siempre. Jean Leon combinaba el trabajo nocturno de camarero en el Villa Capri con el de taxista durante el día.

-jean leon - frank sinatra

En el restaurante forjó amistad con otros protagonistas del mundo de Hollywood. Pero lo que unió verdaderamente a Jean Leon con este reconocido músico fue que, gracias a él, Frank Sinatra se libró de la cárcel.

Frank Sinatra y su socio Joe DiMaggio, pareja en ese momento de Marilyn Monroe, fueron acusados de perseguir y apalizar a un supuesto amante de la actriz. Sin embargo, Jean Leon atestiguó que ambos habían pasado la noche en el Villa Capri.

La discreción y profesionalidad de Jean Leon tuvo su recompensa. Pronto se convirtió en uno de los ayudantes de más confianza de Sinatra, quien le enseñó a moverse en esos ambientes y donde conocería a muchas estrellas de la época dorada del cine, como Natalie Wood, Grace Kelly o James Dean, entre muchos otros.

Jean Leon abre su restaurante La Scala

La relación entre Jean Leon y Frank Sinatra se enfrió cuando el primero decidió abrir su propio restaurante en 1956, el restaurante La Scala. Su restaurante se convirtió en el centro de la vida social de las estrellas de Hollywood.

De hecho, la última cena de Marilyn Monroe fue de La Scala, ya que ella le pidió a Jean Leon, su restaurador predilecto, que le llevara en persona un plato de pasta a domicilio, a su casa de Brentwood, en Hollywood, pocas horas antes de que falleciera.

Sin embargo, su relación nunca llegó a perderse por completo, y esto se demostró durante los festejos de la llegada de Ronald Reagan a la presidencia del gobierno, cuando Sinatra le dedicó un brindis a Jean Leon.

Jean Leon y el vino

Fue en su restaurante La Scala donde Jean Leon concibió la idea de crear un vino propio para conseguir un vino que estuviera a la altura de sus comensales.

El terreno ideal que encontró para sus viñedos no estaba ni en California ni en Francia, estaba en España, en su país natal, en unos terrenos únicos en el Penedés. Y aquí es donde comienza la historia de nuestros vinos.

Jean Leon en las librerías

La vida del fundador de Jean Leon no ha pasado desapercibida. Martí Gironell documentó su vida en la novela La fuerza de un destino, con la que fue ganador del Premio Ramon Llull en 2018. En el libro, el autor relata estas y otras anécdotas de la vida de Jean Leon.