Arte y Cultura | Vino

¿Cuál es el origen de la palabra vino?

origen del vino

Seguramente, en algún momento de la vida, te has planteado cuál es el origen de la palabra “vino”. Quizá lo primero que has pensado ha sido que procede del latín (como la mayoría de palabras castellanas), lo has buscado y en efecto, has llegado a la conclusión de que la palabra “vino” viene del latín vinum que significa “jugo de uva fermentada”. Pero en realidad, esta palabra esconde más secretos etimológicos de los que parece

Las dificultades de encontrar su procedencia etimológica, nos llevan a pensar que el vino y su tradición han acompañado al hombre desde su aparición. Como prueba de ello, sabemos que es una de las palabras que aparece en la mayoría de lenguas desde hace miles de años. 

Los orígenes de la palabra vino

Está claro que para hablar del origen etimológico de la palabra vino, es necesario remontarse al origen de la viticultura y  al descubrimiento del cultivo de la vid. Los restos arqueológicos documentados de producción de vino más antiguos encontrados hasta la fecha datan del Neolítico, hace unos 8.000 años

La viticultura y la producción de vino se originaron en Asia Menor (hoy Turquía). Por lo tanto, la palabra procede de alguna lengua de aquella zona. Concretamente entre las lenguas semitas, está el árabe y etíope “wain”, el asirio “īnu” y el hebreo “yàyin” con una forma proto semítica “wainu”.

Pasaron los años, y la palabra junto con la viticultura, viajó hacia el Mediterráneo occidental. Allí se encuentra en griego “οἶνος”, en albanés “vēnë”, en hebreo “yayin”, en georgiano “gvino” y en latín “vinum”. Fue a partir de este último idioma por el cual llegó al castellano y se convirtió en nuestro término: vino.

origen del vino

El vino a lo largo de la historia

Igual que el origen de la palabra vino es fruto de la convivencia de varios idiomas, el vino también se ha nutrido, a lo largo de todos estos siglos, de las propiedades de diferentes áreas del mundo.

Estudiar el origen etimológico de la palabra vino nos ayuda a descubrir que se trata de un concepto que ha vivido y ha viajado mucho a lo largo de la historia de la humanidad. Y es que, el vino ha sido (y continúa siendo), uno de los principales compañeros de viaje del ser humano.La historia de las palabras nos ayuda a reflexionar que ellas esconden realidades que nos aventajan en edad. Nos hace formar parte de una historia, de una cultura.