Escala final: Penedès. Vuelta al hogar


Final de trayecto. Inicio de nuestra historia. El Penedès del s.XXI es una suerte de versión esencial de su propio devenir en la cronología: Milenaria cultura vinícola, Historia (con mayúsculas), patrimonio y paisaje.

Todo ello se tangibiliza en un sinfín de “arquitectura” que nace de la viña para dibujar un paisaje humano de viñedos, senderos y caminos, fuentes y cabañas de piedra seca, masías centenarias y restos de un pasado que reivindica al Penedès como uno de los centros de producción vinícola más antiguos de la Península.

Las excavaciones efectuadas en el yacimiento de Font de la Canya, en Avinyonet del Penedès, han revelado una majestuosa área de almacenamiento de la producción agraria (cereal y vino) de una vieja zona de cultivo. Allí, entre restos de cerámica fenicia han aparecido un centenar de semillas carbonizadas de vides destinadas a la elaboración de vino.

Y es que la situación privilegiada del Penedès en lo geográfico hace de la comarca el marco ideal para el cultivo de la vid. En ella, tres zonas diferenciadas constituyen la actual DO: el Penedès Superior (a los pies de la Cordillera Prelitoral), el Penedès Marítimo (besando al mar frente a la Cordillera Litoral) y descansando entre mar y montaña, el Penedès Central.

Con el objetivo de dotar de protagonismo al paisaje como identidad y su propia comprensión del mismo como factor diferencial para elaborar grandes vinos, la DO ha trazado una subdivisión que hace del gran Penedès un complejo todo cimentado en 96 tipos de suelos y 8 partes que, a modo de subzonas, aportan un gran valor enológico a la comarca.

Porque, como las partes de un todo, cada subzona entiende y expresa su propia visión del Penedès; una singularidad que atiende a la orografía, la riqueza de suelos y a pequeñas parcelas que acentúan la diversidad de microclimas de la comarca. Una suerte borgoñización, si se prefiere.

Conca del riu Anoia, Valls del Bitlles Anoia, Conca del riu Foix, Serra d’Ancosa, Massís del Garraf i Costers de l’Ordal, Marina del Garraf y Costers del Montmell; constituyen las ocho subzonas de nuevo cuño.

Navegar en la contradicción, equilibrar destinos, ampliar horizontes. Mirar al pasado para avanzar. El Penedès no puede entenderse sin ese aspecto tan suyo de campo de pruebas. Espíritu inquieto que siempre ha abrazado la modernidad.

Así, esta tierra de blancos y espumosos por antonomasia disfrutó durante la década de los 60 y los 70 de un enorme avance mediante nuevas técnicas de vinificación y la aparición de nuestro hombre, Jean Leon, decidido a hacer del Penedès tierra de nobles cabernets y merlots.

Hoy el Penedès se significa desde ese equilibrio como jardín varietal. Una identidad que, asentada en un patrimonio ampelográfico único y diverso, asienta sus raíces en las variedades locales que permiten alejarse de lo homogéneo para de este modo construir un discurso propio que descansa en su continua reinvención.

Una de las características que otorga mayor personalidad a los vinos del Penedès y que constituye a su vez una distintiva voz propia es el hecho de que la mayoría de las bodegas son también propietarias de viñedos.

Esta visión panhumanista y holística del hecho vitivinícola permite albergar un enorme legado cultural que proyectar al mundo. Y lo hace desde el convencimiento de la calidad de sus vinos. Blancos frescos de tensa acidez y perfumada flor; rosados que trascienden a la estacionalidad; tintos de juventud rotunda y fruta amable; maduros de letargo soñolientos que despiertan complejos y perfectos; espumosos que valen más de lo que cuestan….

Sumolls de arraigo terrenal; chardonnays de elegancia visceral; malvasías que saben a cielo y mar; cabernets de frac; divertidas garnachas; merlots profundos; xarel.los con alma y estilizadas parelladas… De todo para todos. Pide y se te dará.

El Penedès, hoy, es una actualización de sus propias esencias; desnudo de artificios. Respetuoso con su historia y su entorno. Una suerte de versión (por fin) comprendida de lo que fuimos. Un lugar donde permanecer. Terrenal. Humano. Bello. Cálido. Nuestro hogar. Mi hogar.

 

Rafa Moreno

 

Foto de portada: Maria Rosa Ferré

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto que JEAN LEON, S.L.U., trate mis datos de carácter personal con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog.

Le informamos de que sus datos personales introducidos a través de la sección correspondiente de la página web https://www.jeanleon.com , (Blog Jean Leon) así como los que, en su caso, pudiera facilitar en el futuro en el marco de su relación con esta entidad, serán tratados por JEAN LEON, S.L.U., con el fin de gestionar las publicaciones que usted realice en nuestro blog. Para ejercer sus derechos de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de sus datos, así como revocar el consentimiento prestado para el envío de comunicaciones comerciales, podrá dirigirse por escrito a Chateau Leon, s/n, 08775 Torrelavit (Barcelona), o mediante correo electrónico a la siguiente dirección dataprotect@jeanleon.com. Incluyendo la referencia “Datos Personales” y en ambos casos aportando una fotocopia del DNI o pasaporte. Si desea ampliar la información sobre el tratamiento de sus datos de carácter personal acceda a nuestra política de privacidad a través del siguiente enlace: https://www.jeanleon.com/politica-de-privacidad/ Mediante el click en el botón de enviar, Vd. acepta la política de Privacidad.