Personas Inspiradoras |

“El secreto del liderazgo está en la adaptabilidad y en la humildad”

Xavi Escales acaba de lanzar al mercado su primer libro “Las personas primero”. Apasionado del deporte y de la gente a la que le brillan los ojos, desde 2006 trabaja en Asics. Empezó como director comercial, y, desde hace 3 años, es Country Manager para España y Portugal de la conocida firma deportiva.

La historia de Asics en España ha sido una historia de superación de un equipo de gente con valores. Xavi es un convencido defensor de la gestión empresarial centrada en el balance perfecto entre la exigencia y el cuidado de las personas.

Antes de tu llegada, Asics estaba posicionada como la 18ª marca deportiva en España. Ahora es la 3ª. ¿Cómo se consigue este hito?

Ha sido un esfuerzo compartido. Aunque todo el mundo me reconoce como la cara visible de este éxito, la realidad es que ha sido el triunfo de un equipo. Aunque, más allá de los éxitos, lo más importante es todo lo que nos queda por delante. En Asics estamos siempre en el camino, nunca hemos llegado a nuestro objetivo. Siempre pensamos en el año siguiente.

Tu filosofía empresarial se basa en el concepto de que las personas son lo primero, tu cada vez más conocido y compartido lema #AlwaysPeopleFirst… ¿En qué consiste este concepto?

Ha sido un aprendizaje. Hace once años pensaba que todo dependía de mi, que yo era el que podía hacer que la empresa creciera y que, liderando con exigencia y con foco, se iban a conseguir las cosas. Poco a poco, me he ido dando cuenta de que la gente es quien consigue las cosas. Al final es imposible que tú estés visitando a todos tus clientes, es imposible que atiendas todas tus llamadas, es imposible que controles todas las facturas…

Debes preguntarte qué pasa cuando tú no estás delante ¿Cómo está trabajando tu equipo?¿Cómo se implican?¿Realmente ellos quieren correr esa última milla? Esta corriente o estrategia que nosotros le llamamos #AlwaysPeopleFirst es centrarse en las personas. Ellos son los que hacen que las cosas pasen. Y ellos son los que tienen el timón para hacer que las cosas vayan bien.

¿Cuándo empezaste con este claim AlwaysPeopleFirst?¿Recuerdas el primer día que se te pasó por la cabeza?

Los valores del señor Onitsuka, el fundador de Asics, van muy encaminados en este sentido. De hecho, Asics es el acrónimo de Anima Sana In Corpore Sano. Por lo tanto, nosotros tenemos los valores de la compañía muy presentes y lo que hicimos en Asics Iberia fue una interpretación de esos valores. En especial nos enfocamos en la gente que trabaja con nosotros. El señor Onitsuka buscaba que, después de la segunda Guerra Mundial, el pueblo de Japón descubriera, a través del deporte, los valores del sacrificio y esfuerzo y estuviera mejor anímica y físicamente.

Lo que queríamos era tratar muy bien a nuestros empleados para que fueran capaces de transmitir estos valores a nuestros clientes. Empezamos a poner a la gente en el centro de nuestra estrategia y a invertir en los empleados. Pusimos un gimnasio, un entrenador, un fisio… Luego vinieron las psicólogas coach para ayudar en temas personales y profesionales.

¿Qué pasos son necesarios para aplicar esta filosofía?

Para mí lo más importante son los valores y ser buena persona. Si un líder de una organización ve a su equipo como un medio, va a ser imposible que pueda aplicar esta filosofía. Si el líder de la organización tiene valores, se los cree y se los aplica, la gente le seguirá.

¿Crees que es aplicable a cualquier empresa?

A cualquiera que quiera hacer el esfuerzo de aplicarlo. Para alguien con responsabilidad en una empresa es mucho más fácil dar dos gritos y acabar una discusión. Lo complicado es escuchar empáticamente, entender la problemática personal y profesional de la gente que trabaja contigo.

¿Cuál es el secreto del liderazgo?

La adaptabilidad y la humildad. La adaptabilidad porque el entorno está cambiando constantemente. Lo que estudiamos en la universidad -en mi caso, hace 20 años- hoy en día es ya de difícil aplicabilidad. Cada día te tienes que estar renovando. También creo que hay que ser muy humilde. Ya empezamos a tener una edad donde la experiencia juega a nuestro favor y, a veces, olvidamos que la gente joven tiene mucho por aportar. En muchas cosas son más rápidos, tienen más conocimientos en nuevas tecnologías y, por lo tanto, ellos van a saber si tu estás a la última o no. Ese balance entre ser humilde y tener ganas constantes de querer aprender y evolucionar son imprescindibles.

Háblanos un poco del fracaso, ¿Cómo lo enfocas?¿Cuál es el camino más rápido para volverse a levantar?

Lo más importante es aceptarlo lo más rápido posible, reconocer que te has equivocado, evaluar los daños y, sobre todo, aprender de los errores.

¿Crees que sólo con emoción e incentivos se puede liderar a un equipo?

Sí y no. Sí se puede liderar a un equipo con emoción e incentivos, pero si lo que quieres es tener mejores resultados que los de tu competencia, lo que necesitas es llegar al corazón de tus equipos. La gente, y cada vez más, no sólo trabaja por un incentivo, por un purpose. Lo que quiere es hacer algo en lo que sientan que forman parte de ello. Y lo sientan desde dentro.

¿Cómo conseguir llegar al corazón del empleado?

Dentro del modelo #AlwaysPeopleFirst hay tres pilares diferenciados:

El primero tiene que ver con la actividad física. Tenemos demostrado que si la gente hace actividad física se siente mejor, es más resiliente y tiene una tolerancia más alta al estrés. El segundo tiene que ver con el equilibrio emocional. En Asics facilitamos, a través de psicólogas coach o clases de yoga, que la gente pueda encontrar ese momento de desconexión y se pueda encontrar mejor personalmente. Finalmente, el tercer pilar, es la alimentación. Recomendamos beber, como mínimo un litro y medio de agua al día. Se ha demostrado científicamente que, si bebes esta cantidad de agua, tu rendimiento cognitivo aumenta.

¿Qué es lo que más valoras de un empleado? ¿Y de un equipo?

De un empleado, los valores y que sea buena persona. Si no hay eso es muy difícil que pueda existir confianza. Obviamente que sea trabajador, responsable y, por último, que le brillen los ojos, que disfrute y ponga pasión en su trabajo.

De un equipo lo que valoro es que la gente ponga el éxito sus compañeros por delante del suyo.

¿Cuál es el principal reto que tienes en tu vida?

En mi vida personal, encajar los horarios frenéticos y el ritmo de vida de trabajo en casa. Cuando la gente me pregunta cuál es la clave de tu éxito siempre suelo decir que a nivel profesional ha sido rodearme de un gran equipo y a nivel personal haber encontrado a mi mujer.

¿Qué les dirías a aquellos que consideran que cuidar la alimentación , la forma física o el equilibrio mental de un equipo son nimiedades?

Les digo que están teniendo un problema y que no se han dado cuenta todavía y que, probablemente, su competencia se está aprovechando de ello. Cuando nuestros colaboradores hablen con otros colegas y vean que en otras empresas pueden gestionar mejor su vida personal y profesional porque les ponen facilidades para ello, las empresas van a tener un problema para retener a ese talento.

En un entorno profesional con una retención del talento cada vez inferior, ¿cuáles son las claves para retener y fidelizar a los empleados?

Cuando me hablan de empleados, veo a personas. En Asics tenemos un Open Space dónde hay free seating y la gente escoge donde se quiere sentar y con quién se quiere relacionar. Para ellos cada día es diferente. El ambiente es fundamental.

También es crucial dar retos constantes a tu equipo. Para las nuevas generaciones es crucial tener, cada día, algún aliciente. Hay que crear esas ansias de superación en los equipos.

¿Qué sucedió antes en Asics, los resultados o el cuidado de los empleados?

Sin duda, los resultados vinieron un poquito más tarde. Alguien me dijo una vez, que todo lo bueno en la vida lleva un tiempo. Para graduarte en la Universidad, necesitas 4 años; para construir un hogar debes esperar, al menos, un par de años; para tener un hijo necesitarás 9 meses…

Hay que entender que, para llegar al corazón, debes esperar. Necesitas demostrar que la gente te importa de verdad. Por lo tanto, si alguien busca resultados a corto plazo, #AlwaysPeopleFirst no es el mejor modelo.

La exigencia máxima y cuidado del empleado, ¿son compatibles?

Por supuesto. Ningún empleado quiere resultados mediocres. A todos nos gusta alcanzar metas difíciles porque la satisfacción de algo muy difícil es incomparable a la satisfacción que se alcanza cuando sabes que eso lo podría conseguir cualquiera.

¿Podrías decir tres características que deben tener los responsables de gestión de equipos?

La primera es, sin duda, tener valores. Si un líder no es buena persona, su equipo lo va a notar y no se va a implicar en su proyecto.

La segunda, tener foco. En los tiempos en los que vivimos, de constante cambio, es difícil mantener el rumbo y es importante tener un líder que marque el ritmo.

La tercera, las habilidades interpersonales. Cada vez más, los equipos son de generaciones más dispares y de orígenes más distintos. Es muy importante que los líderes de las organizaciones puedan empatizar con personas muy diferentes.

En el libro haces un símil sobre los días de sol y los días de lluvia, ¿cómo aplicas esa filosofía a la empresa?

Esto surge de un viaje que hicimos a Croacia donde nos dieron el premio a la mejor subsidiaria de todo EMEA (Europe Middle East y Africa). El equipo volvió entusiasmado. Nos habían dado el mayor reconocimiento que nos podían dar. Cuando todo va bien lo único que puede pasar es que vayan un poco peor. Y después de que vaya un poco peor, que vayan bastante peor. Entonces, les dije: “Chicos, hoy hace mucho sol, pero es importante ponerse gafas de sol porque a veces si te embobas mirando al sol te puedes quemar los ojos.”

Me acuerdo que, cuando volvimos a España, empezamos la temporada de ventas y fue una temporada especialmente dura. En ese momento, estábamos pasando por una tormenta pero tampoco hacía falta caer en la desilusión. Simplemente, teníamos que abrir el paraguas y saber que mañana volvería a salir el sol.

 

Pequeñas degustaciones

¿Te gusta el vino?

Sí.

¿Cuál es el mejor momento para tomar una copa de vino?

Para mí no hay un mejor momento, hay una mejor compañía y sin duda, es mi mujer.

¿Una canción para degustar una copa de vino?

The time that never was de Bruce Springsteen.

¿Un rincón en el que te perderías?

El Penedés.

¿En quién te reencarnarías?

En mí mismo con la experiencia que tengo ahora.

¿Qué haces en tu tiempo libre?

Deporte.

¿Un defecto y una virtud?

Impaciencia y Ganas de aprender.

¿Qué querías ser de pequeño?

Deportista.

¿Qué quieres ser de mayor?

Deportista.