Vino |

El etiquetado: nuestra carta de presentación

Etiquetado

La etiqueta de una botella de vino es un factor determinante, después del precio, a la hora de elegir un vino. No solamente proporciona información sobre las características del producto, sino que garantiza que el vino que se presenta, ha pasado sus respectivos controles de calidad. 

El objetivo de las etiquetas de los vinos es también atraer la atención del consumidor y convencerlo a que compre la botella. Una etiqueta de vino debe comunicar los atributos y valores que se desean destacar, así como narrar una historia.

De acuerdo con el informe sobre el mercado español del vino realizado por Wine Intelligence en 2021, los factores de decisión a la hora de comprar vino son, por orden de importancia, la marcas que conoce el consumidor, el país de origen, el envejecimiento y las posibilidades de maridaje.

En Jean Leon le dedicamos especial atención al etiquetado de nuestros vinos, puesto que cada uno cuenta una historia diferente. 

¿Quién se encarga del etiquetado y cuáles son las tareas que se realizan durante el proceso? 

Desde hace más de 18 años, el encargado del etiquetado es Raimon Romagosa, quien nos explica que el proceso del etiquetado no es tan largo comparado con otras partes del proceso de elaboración del vino. 

Se trata más bien de una tarea iterativa y poco compleja. Aunque es cierto que algunas botellas son más complicadas a la hora de etiquetar, por lo que requieren más trabajo. Mientras que otras son más rápidas de preparar.

Las más complejas son las botellas de la gama “Experimental Wine” y nuestro Gran Reserva, Vinya La Scala. Ya que este último va encajado en madera, que a su tiempo lleva otra funda, por lo que requiere más tiempo su preparación. 

Las tres tareas principales del proceso del etiquetado serían la limpieza de las botellas, el etiquetaje y para terminar, el encajado. 

Etiquetado

“Yo mi trabajo lo veo como envolver un regalo. Cuanto más bonito sea y más cuidado esté, más le gustará a la persona que lo recibirá”, menciona Raimon.

¿En qué época del año se etiqueta?

Para entender en que época del año se etiqueta, tendremos que analizar cuál ha sido el proceso para crear el vino. 

Todo empieza con la poda de las viñas, es el primer paso para la elaboración de un buen vino. El cuidado de la viña determinará la producción de uva y la calidad del vino. Con la vendimia entramos en un momento crucial en el proceso de elaboración, poniendo punto y final al trabajo de todo el año en la viña. 

Cuando la uva entra en la bodega, empiezan las fermentaciones y una vez terminadas, se llenan las barricas, dando comienzo a un proceso largo y cuidadoso.  

Una vez que los vinos en barricas están listos, es el turno de las enólogas de catar cada vino y determinar el punto de equilibrio. La cata es un proceso decisivo, puesto que tienen que imaginarse cómo evolucionará el vino en la botella a lo largo de los años. Una vez se decide el cupaje, el vino se embotella.

Y finalmente viene el etiquetado. Es un proceso que se puede hacer durante todo el año. Pero el periodo con más movimiento suele ser hacia finales de año, entre noviembre y diciembre, cuando se lanzan las nuevas añadas, y se acerca la campaña de Navidad. 

¿Todas estas tareas de etiquetado tienen alguna influencia en el vino?

Las tareas de etiquetado no influencian directamente al vino, pero sí a nivel de presentación. “Durante el etiquetado, no puede mejorar el vino, pero sí la imagen y su presentación”, explica Raimon. 

En lo que se fija es básicamente que no haya ninguna imperfección (arrugas, errores de imprenta, que las cápsulas estén bien colocadas…). 

Cada botella tiene que salir perfecta. Sin ninguna rugosidad o burbuja. Que esté bien centrada la etiqueta. A veces las etiquetas pueden venir con algún defecto, con lo que siempre hay que estar en constante alerta para detectar estos errores porque la máquina no los percibe. 

Al final, hay que fijarse en todos los detalles para que salga todo bien. Igual que cuando encajamos el Gran Reserva en las cajas de madera, la etiqueta tiene que estar cara arriba, y si puede ser correlativa la numeración mejor.

¿Qué podemos encontrar en las etiquetas de los vinos Jean Leon?

Todas las etiquetas de vino ofrecen diferentes datos acerca del mismo. En el caso de la UE desde hace más de 10 años, el etiquetado debe contener la siguiente información:

  • Categoría del vino (denominación de origen)
  • Volumen del producto (en ml)
  • Nombre del embotellador y la dirección 
  • Grado alcohólico total (en %)
  • País de origen del producto

Además, las etiquetas de vino, no solo están para colocar el logo o una imagen llamativa, sino que permiten saber otras cosas muy interesantes sobre el producto, su producción y sus diferentes características. 

Vestimos la botella de la mejor manera para atraer a la gente, llamar la atención y finalmente para venderlas

El etiquetado es el final del esfuerzo de todo un equipo. Es nuestra carta de presentación, cómo nos mostramos al mundo y cómo queremos ser percibidos. Por lo que cada botella debe llegar a cada cliente de manera impecable y sin ningún defecto, porque al probar el vino todas las expectativas tienen que verse cumplidas.