Vino |

¿Cuál es el perfil del consumidor de vino en España?

Hombre de más de 35 años y con un nivel de ingresos medio. Este es el perfil tipo del consumidor de vino en España. Así se extrae del estudio de la EAE School of Business que hace un análisis a nivel internacional, nacional y por autonomías del tipo de consumidor de vino. Más allá del titular y de los perfiles puramente sociodemográficos y socioeconómicos, hay muchos aspectos de interés en cuanto a las diversas tipologías de los consumidores de vino y las preferencias de éstos.

Casi tantas mujeres como hombres consumen vino. Los hombres representan el 57% del total, frente al 43% de mujeres, un porcentaje que ha ido claramente en ascenso en os últimos años. Destaca también que, a mayor edad, el consumo de vino aumenta. La penetración del vino entre los jóvenes de entre 18 y 34 años es de un 26%. Esta cifra se eleva al 36% a los consumidores de edades comprendidas entre los 35 y los 54 años y alcanza el 38% en mayores de 54 años.

Seis perfiles diferenciados de consumidores

En el estudio de la EAE School of Business se definen unas tipologías diferenciadas de consumidores: tradicional, urbanita inquieto, trendy, rutinario, ocasional interesado y social.

  • El consumidor tradicional tiene una vinculación estrecha y familiar con el sector vitivinícola y representa el 6,9% del total. Es conservador y tiene poco interés en explorar nuevos vinos y nuevas tendencias del sector.
  • A diferencia de éste, el consumidor urbanita inquieto, que representa un 7,6%, se caracteriza por estar abierto a nuevas experiencias. El vino es un tema de conversación con sus amigos y tiene un alto componente social.
  • La tipología de consumidor más extendida es el llamado trendy, que representa el 26,4% del total de consumidores. Este perfil se define como el de una persona a la que le gusta experimentar con las últimas tendencias, un hecho que favorece sus conocimientos vitivinícolas. El vino es su bebida preferida en el día a día, pero también bebe cerveza en los momentos dedicados al ocio.
  • Por otra parte, el rutinario, que representa el 21,6% de consumidores de vino, no tiene muchos conocimientos, suele consumir en casa los fines de semana y tiene un interés escaso por el mundo del vino.
  • El consumidor ocasional interesado representa el 24,5% del total. El vino no es su bebida preferida, pero está interesado en el sector a consecuencia de un fuerte componente social ligado a momentos de ocio y de diversión.
  • Finalmente, el consumidor social, que representa el 13% del total, se trata de una tipología de consumidor esporádico que aprovecha momentos de celebración o de relaciones sociales. Generalmente no muestra interés por conocer nuevos aspectos sobre el vino.


El vino tinto, el preferido

El 60% de la población española se considera consumidora de vino, de la cual el 80% lo hace de forma habitual y el 20% lo hace de forma esporádica. Las preferencias de los consumidores respecto al tipo de vino evidencian que una gran mayoría apuestan por el vino tinto. El consumo de vino se concentra un 72,9% en vino tinto; un 12,9% en vino blanco; un 6,4% en rosado; un 6% en espumosos; y, finalmente, un 1,8% en vinos de Jerez y dulces.

También hay que destacar la tendencia respecto al lugar de consumo. La preferencia de los consumidores es disfrutar de los vinos en casa, sobre todo a consecuencia de la notable diferencia de precio cuando el consumo se realiza fuera del hogar.

Y tú, ¿qué tipo de consumidor eres?

 

* Referencias para la elaboración del estudio:

  • Organización Internacional de la viña y el vino (OIV)
  • Statista
  • Marketline Advanced
  • INE
  • Observatorio Español del Mercado del Vino (OEMV)
  • Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.