Jean Leon | Vino

Clos de la pizza, “Château” de los macarrones, Viña del arroz a la cubana

Por Sergi Castro

Qué días aquellos cuando podía haceros maridajes glamurosos (aunque siempre he optado por la sencillez). Aquellas comidas, de trabajo, con menús de 15 servicios …

Y ahora, mira por donde, encerrado en casa, saliendo a comprar sólo lo estricto y necesario, envuelto y protegido … Tengo suerte del armario-bodega de casa donde he ido guardando algunos vinitos interesantes. Pero, aunque me gusta cocinar, no tengo ni los utensilios ni los conocimientos para hacerme una «espuma de galeras sobre fondo Thai de leche de coco aromatizado con virutas crujientes de cangrejo real de Alaska y chips de citronela». Igual que todos vosotros, vuelvo a disfrutar de un arroz a la cubana con tomate frito de lata (me freí no sólo un huevo sino también un plátano, «toma glamur»), un plato de macarrones al horno gratinados con una bechamel de brick a punto de caducar, y unos garbanzos con espinacas y costilla de los que estoy especialmente orgulloso …

Me imagino que culinariamente hablando estáis más o menos en la misma situación. Y con toda la familia en casa, os estáis «rompiendo los cuernos» dos veces al día para intentar hacer menús variados, dietéticamente equilibrados y saludables. ¡Recordad que las madres y las abuelas son una fuente inagotable de recetas caseras, de la cocina de las legumbres y de aprovechamiento!

¿Y el vino? A estas alturas ya habréis terminado el stock de vino que teníais en casa. Aquellas botellas que ibais guardando, que habíais olvidado … ¿Y ahora qué?

Que sepáis que en las bodegas online se pueden encontrar casi todos los vinos del mercado, que pueden acompañar perfectamente todos estos platos que vais a preparar y que os ayudarán a hacer un poco más agradable el confinamiento. Y sí, podemos encontrar vinos que mariden perfectamente con lo que preparamos en casa, sin problema, si es eso lo que buscáis.

No hablaremos necesariamente de marcas, sino más bien de variedades, zonas y tipos de vino que pueden ayudaros a disfrutar aún más.

El primer consejo que os daría es que os aventuraseis a probar vinos que no ha hayáis probado nunca. Quizás de alguna variedad que no conozcáis, o de una nueva denominación de origen, o con una etiqueta llamativa que siempre os ha llamado la atención y que nunca os habíais atrevido a comprar. ¡Ahora es el momento de probar cosas nuevas!

¿Qué vinos maridan bien con la salsa de tomate? Vinos tintos jóvenes con una base de garnacha. La mayoría de los vinos tintos de la Terra Alta, Priorat, Montsant, Empordà o Penedés pueden funcionar de maravilla. Sea con unos simples espaguetis, un arroz a la cubana, una pizza tradicional o unos fideos a la cazuela. Un merlot también puede ir bien (ahora me viene a la cabeza el Jean Leon 3055, pero no os he dicho nada).

Con las ensaladas sed creativos. Es la manera más simple de introducir porciones de frutas y verduras estos días y con una copa de rosado o blanco siempre funcionan.

Los blancos jóvenes, frescos y ligeros guardarlos para el pescado, las verduras salteadas o incluso para el pollo o conejo a la plancha.

Para platos de canalones, macarrones y toda pasta gratinada mejor buscar blancos con un poco más de cuerpo y con un poco de envejecimiento. Vinos a base de Chardonnay, garnacha blanca o xarel·lo con envejecimiento en roble irán de maravilla.

Comed y bebed (con moderación) y aprovechad estos días para disfrutar de aquellas cosas de las que siempre os quejáis de no tener tiempo durante la vida cotidiana. Y paciencia, que «no hay mal que cien años dure».

Sergi Castro
Sommelier