Vino |

Cinco consejos básicos para entender de vinos

No hace falta ser un gran experto para saber si un vino nos gusta más o menos. Al final, sobre gustos no hay nada escrito. Pero si vuestro objetivo es entender de vinos sí que es interesante tener en cuenta algunos consejos (fáciles) a la hora de catar un vino.

Más allá de términos relacionados con el vino lo que queremos es facilitaros una guía que os ayude a catar cualquier vino. Con estas recomendaciones no pretendemos que os convirtáis en sommeliers, simplemente os queremos indicar cinco puntos que creemos que os pueden ayudar a la hora de tener más criterio o conocimiento delante una botella de vino (¡Jean Leon, por supuesto!).

El encargado de presentaros estas recomendaciones es nuestro enólogo, Xavier Rubires. que está con nosotros desde el año 2006. Le apasiona el vino y nos lo transmite con su entusiasmo. Sabe de lo que habla y se nota. Tomad apuntes (o haced memoria). Allá vamos.

 

La copa

Una de las primeras decisiones que debemos tomar cuando vayamos a degustar un vino es en qué tipo de copa lo vamos a servir. Existen una infinidad de tipos de copa en el mercado, pero a grandes rasgos, solo existen dos grandes familias.

Por un lado, las que se utilizan para los vinos blancos, jóvenes y rosados, con un tallo más alto para mantener mejor la temperatura del vino. Y por otro lado, las que utilizamos para los vinos tintos o algún blanco de crianza, con un cuerpo más ancho para permitir una mayor oxigenación del vino.

 

El corcho

Para entender de ivnos otro punto interesante es observar cómo ha quedado el corcho después de descorchar la botella. Si toda la superficie del corcho ha quedado empapada de vino es una señal que nos indicará que existe algún problema. En este caso sería necesario rehusar la botella.

También es importante saber que existen varios tipos de corcho: los más cortos, de unos 44 mm, los encontraremos en vinos jóvenes. Este tamaño se considera suficiente para evitar la entrada de oxígeno en la botella. En el caso de reservas o gran reservas el tamaño oscilaría entre 49 o 54 mm, ya que su crianza en botella es mucho más larga.

 

cata2

 

Empezamos

La cata de vinos empieza oliendo el corcho. Siempre se tienen que desprender aromas del vino que vayamos a degustar. Si presenta aromas a humedad o a madera vieja, nos puede indicar que el vino puede tener algún problema.

 

cata3

 

¿Qué vemos?

Una vez hemos servido el vino, es importante hacer una inspección visual y ver qué color tiene. En el caso de los vinos tintos jóvenes, tendremos que ver un color rojo amoratado con ribetes azulados. En los reservas, el color será un rojo teja con ribetes amarillos.

 

cata4

 

¿A qué huele?

El siguiente paso de esta guía para entender de vinos es la fase olfativa. En primer lugar tenemos que oler el vino a copa parada, sin agitación. Si no se detectan aromas, se puede agitar la copa para incrementar la superficie de evaporación de los compuestos aromáticos y así poder detectarlos.

 

¿A qué sabe?

En esta fase es importante aprovechar todos los receptores sensoriales que tenemos en la boca. En la lengua, siempre detectaremos los dulces en la parte anterior, los ácidos en la parte lateral y los amargos en la parte posterior. Por este motivo es importante sorber el vino y moverlo por toda la boca (No tengáis vergüenza en hacer ruido o hacer malas caras).

No es tan complicado, ¿verdad? Os hemos dado algunos apuntes. Ahora ha llegado el momento que los pongáis a prueba. ¿Empezamos con un 3055?