Almanac y Línia. Gran lujo en el centro de Barcelona


Son nuevos en la ciudad, pero llegan con fuerza. Su ubicación ya es una declaración de intenciones. Gran Vía con Pau Claris. En pleno centro de Barcelona. Es el Hotel Almanac, un hotel de lujo que ocupa la antigua sede de Agrupació Mútua. Un establecimiento con 90 habitaciones, pensado y trabajado hasta el último detalle, propiedad de WSF Group. Una empresa austríaca que, tras instalarse en Barcelona, abrirá durante los próximos años el mismo concepto de hoteles en Viena, Budapest y Praga. Sin duda, un proyecto ambicioso que dará que hablar.

También es interesante hablar del restaurante del hotel. Un establecimiento que pretende funcionar de manera independiente, hasta el punto que dispone de una entrada directa por Gran Vía. “Queremos que sea un restaurante que siempre esté lleno. Que pasen cosas durante todo el día” confiesa Pep Miró, responsable de Food and Beverage del hotel. No solo dispone de entrada propia, también tiene nombre propio. “Línia” es el nombre con el que han bautizado un restaurante que ofrece un trato exquisito, personalizado y de lujo “a todos los clientes, sean o no sean huéspedes del hotel”. Sin ir más lejos, Miró explica que el “pan nos lo hacen especialmente para nosotros, igual que la cerveza. Sabemos muy bien lo que queremos y procuramos tenerlo siempre a disposición de nuestros clientes”. Unos clientes que principalmente son locales. “Queremos ser una oferta más de la ciudad. Para el día a día y los fines de semana. Además, queremos que la gente repita”.

El restaurante “Línia” se define a sí mismo como una brasería “con una cocina de producto y de mercado de primera calidad”. Pulpo a la brasa, steak tartar, carne de wagyu a la brasa o pescado fresco de la lonja de Llançá, son algunos de los platos que se pueden encontrar en una carta “sin artificios, con buen producto y buenas cocciones”. Los mediodías entre semana ofrecen un menú ejecutivo por 25€ y otro por 39€ pensado para compartir, con la idea “que todo el mundo pueda probar el máximo de platos.” La noche queda reservada al servicio de carta.

Una carta que se complementa con una gran variedad de vinos. Ofrecen unas 140 referencias de todo el territorio nacional e internacional, especialmente francesas, italianas y austríacas. Entre los vinos del Penedès ofrecen, de momento, nuestra gama 3055, concretamente el rosé y el Merlot-Petit Verdot. ¿Por qué? “Porqué me gustan y me los recomendaron. Me dijeron que no fallarían y la verdad es que estamos muy contentos. Es un vino que gusta y que nos ofrece mucha seguridad”, reconoce Miró.

El Hotel Almanac y su restaurante “Línia” (en referencia a las líneas que conforman el ensanche de Barcelona) cuentan con el diseño del prestigioso diseñador de interiores, Jaime Beriestain. Han llegado con fuerza y pisando firme. Saben lo que hacen, y lo hacen muy bien. Muchos éxitos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*